Este artículo viene a ser una continuación del concepto de Comunicación Total aplicado en las organizaciones empresariales, y que considero debiera utilizarse para canalizar los enfoques de calidad total y calidad de servicio encauzándolos hacia un proceso