PREDICCIONES PARA EL SIGLO XXI Y EVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD

PRESENTACIÓN.-

Para mí lo realmente importante es que los dirigentes, profesionales, empresarios y nuevas generaciones se enteren de los cambios que vamos teniendo desde el año 1950 hasta nuestros días y lo que el futuro nos puede deparar.

Por ello, hay que concienciar a todo el mundo de la lucha entre el bien y el mal, que hoy en día padecemos, es decir la lucha entre aquellos  multimillonarios que desean manejar el cambio exponencial que el progreso de la humanidad esta viviendo, contra un progreso que lleve a la Humanidad hacia una era de la espiritualidad que espero se consolide a partir de 2050, por el bien de todos.

La evolución de la humanidad se basa en la comunicación física e intelectual y su historia demuestra que siempre acaba triunfando la verdad y el bien que esta en la conciencia de cada uno.

Como esplique en mi cuarto artículo:”Predicciones para el siglo xxi: evolución del homo sapiens al homo deus”, empecé haciendo predicciones del futuro de la Humanidad, desde uno de mis blogs, a partir del año 2010, editando tres artículos donde analicé  libros de diversos autores , en los que se daban ideas sobre el progreso tecnológico e inventos previsibles en el siglo XXI, dando mis conclusiones e ideas al respecto.

En este año 2021,a raíz de leer la trilogía de los libros escritos por Yuval Noah Arari:

  • Sapiens. De animales a dioses. Breve historia de la Humanidad

Editado en Setiembre del año 2014

  • Homo Deus. Breve historia del mañana. Editado en el año 2016
  • 21 lecciones para el siglo XX. Editado en el año 2016

Con dicha lectura, recuperé mi interés en las susodichas predicciones, con lo que presenté de nuevo un cuarto artículo, expresando mis ideas y conclusiones, tratando de ponerme al día, contrastando lo previsto en el 2010 con las nuevas teorías, en plena era del conocimiento.

Hoy es el día ,que he comprobado mi capacidad para visualizar el futuro, ya  que me he encontrado uno de mis escritos, de cuando daba clases en la escuela de negocios ESDEN Escuela Superior de Negocios y Tecnologías en el año 2.003, donde diseñé, encontré profesorado y puse en marcha un curso de ” Master en Investigación de Mercados, Sistemas de Información y Marketing”.

Curiosamente, siguiendo mi entusiasmo por la Comunicación  y su importancia en la vida social, empresarial y progreso hacia el Conocimiento, resulta que uno de los temas que daba como profesor, y que lo entregaba por escrito , se titulaba “El Paradigma de la Comunicación Total”, donde partiendo de mi idea sobre la comunicación se abordaba el progreso de la civilización, citando eras de la evolución del Homo Sapiens hasta el año 2010, partiendo desde la revolución del habla en la comunicación, para seguir con las revoluciones prehistórica, agrícola, urbana, industrial, y de la comunicación, empezando el nuevo siglo XXI con la revolución del Conocimiento, a las que  posteriormente he ido añadiendo las eras informática, cuántica y de la espiritualidad.

La totalidad de la agrupación de los cinco artículos sobre las predicciones del progreso de la humanidad, las pueden obtener descargando en los siguientes link:

Seguidamente, procedo a presentar una copia,  para la actual edición del mencionado  5º artículo, escrito en el año 2002.

La Comunicación y el Cambio

Introducción

Cada vez que se ha producido un incremento substancial de tráfico de comunicación, se ha producido inmediatamente después un cambio de civilizaciones incremento actual de comunicación es el más grande de todos cuantos se han registrado hasta ahora. El cambio cultural que puede producir también será el más importante de todos y se producirá a gran velocidad, durante los próximos 30 años.

Después de la aparición de la condición humana, la Vida en la Tierra ha producido un progresivo aumento de la densidad de comunicación a través de distintas etapas.

Al principio, con la adquisición del lenguaje verbal, surge la condición humana. Seguidamente se acumularon otras etapas: primero, con la domesticación de animales y el descubrimiento de las primeras técnicas agrícolas, la revolución agrícola empezó a producirse hace unos 10.000 años.  Más tarde, con la aparición de las primeras ciudades y los primeros imperios, terminó la prehistoria y comenzó la historia. Más recientemente, la revolución industrial produjo otro importante salto en la comunicación.  Ahora, con la revolución de la comunicación, se empiezan a dar los primeros pasos de un nuevo salto, que podría ser el más importante y el más rápido de todos. Cada uno de estos saltos ha producido una nueva forma de civilización.

La comunicación se entiende como el ingrediente más básico de todos los procesos biológicos y humanos. La evolución de la vida se mueve gracias a la expansión de la comunicación.  La evolución humana a un nuevo estadio con la aparición de la sociedad de la comunicación.

La revolución de la comunicación producirá profundos cambios culturales, sociales, políticos y económicos. Por lo tanto, todas las instituciones sociales deberán transformarse para poder enmarcar adecuadamente la actividad.

La comunicación está en la base del funcionamiento de los organismos vivos y, al mismo tiempo, es la sustancia primordial que asegura el funcionamiento y la propagación de la realidad social, además de ser  el instrumento clave para lograr procesos de crecimiento cualitativo. La comunicación está en la base de todo. Pero el caso es que no siempre acontece con el mismo grado de eficiencia. Hay corrientes de comunicación que dan mejores resultados que otras.

En el paradigma de la comunicación, una corriente de comunicación no acaba en el momento en que el significado ha llegado a su destinatario. Hay una parte ulterior que incluye la persistencia de los efectos de esta comunicación.

Eso quiere decir, lisa y llanamente, que la comunicación se acumula y que un incremento exponencial de comunicación produce una acumulación de efectos doblemente exponencial.

Se puede decir que existe una estrecha relación entre la calidad y la intensidad de la comunicación, por un lado, y el desarrollo de la libertad efectiva, por el otro. Cuanto mejor es la comunicación, mejores y más numerosas son las alternativas que uno puede elegir.

En la actualidad, las personas que utilizan de forma asidua e inteligente los distintos medios de comunicación (desde el teléfono e Internet hasta la prensa, o los libros), tienen más posibilidades de opción que las personas que viven en condiciones de comunicación más restringidas. Se puede observar también  que los ciudadanos de las sociedades más densamente comunicadas disfrutan de más opciones que las personas que viven en áreas cultural o geográficamente aisladas.

La comunicación se intensifica porque la nueva tecnología rompe barreras que hace solo pocos años eran insalvables. Ahora hay flujos caudalosos de comunicación que hace cuatro días eran impensables. Sin embargo, lo que confiere más fuerza a esta explosión de flujos, no es tanto la proliferación de los medios tecnológicos, sino el inicio de cambios en los contenidos de la comunicación y en su carga emocional.

Ha empezado a aumentar el grado de “verdad” en las interacciones que se establecen, ha empezado a disminuir el nivel de hipocresía, ocultación, engaño, simulación e intoxicación.  Está aumentando la tolerancia y el sentido del respeto hacia el otro. Están en marcha los primeros movimientos para abandonar la cultura del secreto y acceder a la cultura de la transparencia.

Todo eso contribuye a que cada vez hay más gente que conoce mejor y tiene más en cuenta lo que quieren realmente los otros e, incluso, ayuda ser más consciente de lo que quiere realmente uno mismo. La transparencia de la comunicación y la ausencia de engaños y ocultaciones también se refieren a la comunicación que cada persona mantienen consigo misma.

Esta es la parte más fuerte de la explosión de la comunicación. Con esos logros, y la amplificación que proporciona la nueva tecnología, la libertad efectiva de la gente se está expandiendo.

Ahora ya es el momento de imaginar como puede ser un ambiente mucho más denso de comunicación. La gente encontrará más fácilmente las opciones que le interesen y, al andar menos engañada, podrá hacer elecciones y comportamientos más apropiados y precisos.

Todo eso tiene el aspecto de una liberación.

El progreso de la civilización

Es evidente  que la evolución de la civilización ha sido catalizada por el progreso de la comunicación en el mundo siguiendo sus dos campos de desarrollo de la comunicación entre las personas: los adelantos llamémosles físicos e  intelectuales.

Los adelantos físicos se refieren a aquellas tecnologías e inventos que han revolucionado el transporte físico de las personas en el menor tiempo posible, con lo cual han fomentado la comunicación personal de manera enormemente positiva. Así tenemos : la rueda, las embarcaciones, el timón de popa, la brújula, el ferrocarril, el aeroplano, el coche, los trenes de alta velocidad, los reactores, la lanzadera espacial,…etc.

Como adelantos intelectuales se consideran aquellos inventos innovadores que revolucionaron el avance y transmisión del conocimiento entre las personas, facilitando la divulgación de las ideas y su comunicación hablada o escrita. Por ejemplo tenemos: la escritura, el papel, la imprenta, la fotografía, el telégrafo, la radio, la televisión, los ordenadores, el fax, el video, la telefonía móvil, Internet,…etc.

Podemos decir que:

LA COMUNICACIÓN CATALIZA  EL CONOCIMIENTO CREANDO COMPETITIVIDAD”

El progreso de la humanidad  y sus civilizaciones, por tanto, se han basado en el incremento de la comunicación física e intelectual que han hecho mezclarse las razas, las  ideas, los conceptos, las culturas y las civilizaciones, de tal manera que esa fusión ha producido emulsiones de nuevas ideas y conceptos  innovadores que al aplicarse han producido saltos cualitativos en el progreso de la raza humana.

Es decir que la comunicación ha actuado y actúa como revulsivo y catalizador de los conocimientos para impulsar con su contacto la globalización de nuevas visiones  e ideas que en el mundo empresarial y económico han incrementado  e incrementan la competitividad y ventajas competitivas entre civilizaciones, naciones y organizaciones empresariales.

La historia de la humanidad y sus civilizaciones nos enseña la relación e importancia que tiene la comunicación física e intelectual entre las personas para potenciar exponencialmente su progreso en conocimientos y  consecuentemente su calidad de vida.

A continuación se exponen diversas fases del progreso de la civilización, que se podrían resumir en tres decisivas olas: la agrícola, la industrial y la de la comunicación.

Antes de  la ola  agrícola, que duro del orden de los 10.000 años, existió la era del habla (3.000.000 años) en que el hombre empezó a comunicarse  por medio de la palabra. Dentro de la ola agrícola se debe considerar  la era urbana (6.000 años) en que el  hombre erige y edifica conglomeraciones urbanas que indudablemente actúan como centros de comunicación, especialmente durante la edad media y posteriormente.

La ola industrial, que duro solo  unos 200 años, termino a mediados del siglo XX en la década de los 1950 con la aparición de la informática y sus ordenadores especialmente.

La ola de la comunicación realmente es la que nos ha tocado vivir desde los 1950 hasta los comienzos del siglo XXI, siendo palpable el crecimiento exponencial de  los conocimientos gracias al gran salto en la comunicación apoyada en las nuevas tecnologías de informática y telecomunicaciones (TIC).

Actualmente esta ola esta introduciéndose en la era del conocimiento especialmente con la incorporación de la red Internet que ha partir de la década de los 2010, y, en tanto, este lo suficientemente expandida  revolucionara el mundo globalizándolo y rompiendo barreras intelectuales y culturales gracias a las facilidades de comunicación que pone a disposición de las personas en cualquier parte del mundo donde se hallen.

Descarga ERAS_ PROGRESO

Por tanto, se pueden considerar  hasta seis eras del progreso del conocimiento suficientemente diferenciadas, con sus correspondientes revoluciones  como consecuencia de los cambios sufridos con el salto de los conocimientos adquiridos, a saber:

     La era de la prehistoria………………Revolución del habla…3.000.000 años

     La era agrícola……………………….…………Revolución agrícola….…100.000 años

     La era urbana…………………………….……Revolución urbana……..…..6.000 años

     La era industrial(1750-1950)…..……..Revolución industrial…………200 años

     La era de la comunicación(2000)……Revolución informática…..……50 años

     La era del conocimiento(2010)……….Revolución Internet………….….10 años

Revolución del habla en la comunicación

La adquisición de la facultad de hablar permite ir mucho más lejos de aquello que permite el lenguaje no verbal. La revolución del habla representa el primer salto de escala importante de la comunicación.Con el habla, empieza la prehistoria y se desencadena la aparición de las primeras culturas humanas, que son substancialmente distintas de las culturas propias de los pre-homínidos precedentes.

Al principio, con la adquisición del lenguaje verbal, surge la condición humana. Desde la aparición del hombre, se produce también un proceso semejante en el plano cultural. En el trance de la emergencia de la condición humana, ciertos grupos se desgajaron del resto de los prehomínidos y empezaron a evolucionar hasta producir una identidad y una cultura propias.

Revolución agrícola

Más tarde, la revolución agrícola produjo una nueva ruptura. Los agricultores se diferenciaron de sus predecesores con una nueva cultura y una nueva forma de vida. Las nuevas formas de organización social, que se hacen posibles a partir de la revolución agrícola, permiten formas más refinadas y eficientes de cooperación y actividad económica.

Después de cada salto importante en la comunicación hay grupos humanos que se bifurcan del tronco común del que precedían y empiezan a desarrollar una civilización diferente. Seguidamente se acumularon otras etapas: la revolución agrícola, hace unos 10.000 años.  Más tarde, con la aparición de las primeras ciudades y los primeros imperios, terminó la prehistoria y comenzó la historia. Más recientemente, la revolución industrial produjo otro importante salto en la comunicación.  Ahora, con la revolución de la comunicación, se empiezan a dar los primeros pasos de un nuevo salto, que podría ser el más importante de todos.

Hace aproximadamente 10.000 años, empiezan a proliferar los primeros grupos humanos capaces de cultivar la tierra y domesticar animales La cultura que se desarrolla entre las primeras comunidades agrícolas se diferencia claramente de las culturas precedentes de los grupos nómadas de cazadores y recolectores. Este aprendizaje mejora substancialmente las condiciones de la subsistencia y prepara el terreno para la aparición de las primeras ciudades, que se produciría más tarde.

Revolución urbana

La aparición de las primeras ciudades, hace unos 6000 años marca el final de la prehistoria y el principio de la historia. Este hecho trascendental se conoce como la revolución urbana.

El ambiente urbano potencia extraordinariamente la interacción entre las personas y crea condiciones para un incremento substancial de la comunicación y la transmisión de novedad. Estos hechos producen efectos culturales de primera magnitud. En las nuevas ciudades se desarrolla un tipo de cultura que no existía antes entre las poblaciones agrícolas.

Algo parecido, pero a mayor escala, ocurrió cinco mil años más tarde con la aparición de las primeras ciudades. Las ciudades, tan pronto aparecen, se convierten en focos de poder. Nuevamente surgen formas de organización más complejas que proporcionan más poder, más actividad económica y, al mismo tiempo, mayor capacidad militar. Con las primeras ciudades, surgen las semillas de los primeros imperios, se desarrollan las religiones, aparece la escritura, y con ella, se plasman los primeros códigos jurídicos escritos. El comercio empieza a desarrollarse, se abren caminos por la tierra y por el mar y se establecen relaciones con lugares cada vez más remotos. El poder que surge de las ciudades es usado para realizar conquistas, someter a los vecinos y expandir las fronteras.

La aparición de las ciudades representa el fin de la prehistoria y el comienzo de la historia. En este punto acontece una nueva bifurcación y surge un tipo de cultura distinto.

Revolución industrial

Durante el siglo  XIX y el siglo XX se produce la industrialización en determinadas regiones del planeta. El fenómeno se acompaña con una extraordinaria intensificación de las relaciones entre grupos humanos antes desconectados Con la revolución industrial se desencadenan fuertes movimientos migratorios hacia las ciudades industriales. Con la industrialización aparece un nuevo tipo de cultura que se impone sobre las formas culturales pre-industriales.

Finalmente, más tarde, la revolución industrial produjo una nueva escisión que desgajó las sociedades industriales del resto de la humanidad. La industrialización hace posible la aparición y difusión de nuevos medios de transporte y comunicación que intensifican las corrientes de información y aumentan la interacción entre personas y grupos. Con todo ello, la industrialización produce una nueva cultura que se diferencia de las culturas preindustriales. El foso creado por este último desgajamiento es el más grande de todos. Y hoy en día, en los albores del siglo XXI, este foso no sólo sigue abierto sino que continúa ensanchándose cada vez más deprisa.

Revolución de la comunicación

La revolución de la comunicación, que se desencadeno cuando las tecnologías informáticas comenzaron a aplicarse en la década de los 1950, abre el camino hacia las sociedades de transición, que representan la aparición de las primeras formas de sociedad de la comunicación.

Esta revolución informática,  junto a los avances en telecomunicaciones, ha incrementado potencialmente la comunicación de tal manera que en los últimos 50 años el salto ha sido enorme originando cambios turbulentos e las culturas y relaciones socio-económicas y políticas de la humanidad.

Como hemos visto hasta ahora, cada vez que ha acontecido un incremento substancial de comunicación, más tarde ha aparecido un nuevo tipo de cultura. La magnitud el cambio cultural es directamente proporcional al Incremento de comunicación. El incremento actual es el más intenso de todos cuantos han acontecido hasta ahora. En consecuencia, el cambio cultural que debemos aguardar será también de primera magnitud.

Revolución del conocimiento

La actual revolución de la comunicación abre el paso hacia las sociedades de transición Estas sociedades preparan el terreno para el siguiente cambio cultural, que según la teoría, aparece como el más importante de todos.

La revolución del conocimiento es una transformación que consiste fundamentalmente en un incremento substancial de las relaciones simbióticas entre las personas y entre los pueblos.  Esta revolución podría propiciar  y ocasionar cambios de naturaleza en la condición humana.

Evidentemente  la revolución del conocimiento podría llamarse la revolución Internet  o digital y tal vez la revolución de la información, ya que  tiene como pilar a la red de redes: Internet, que empezó a fraguarse en la década de los 1960,   genera un nuevo mundo digital  con una nueva economía que ofrece grandes oportunidades al incremento exponencial de la comunicación global a través de los ordenadores personales.

Se pueden identificar cinco ciclos basados en la aplicación y Difusión de las tecnologías clave y sus recursos, a saber:

o      Temprana mecanización ……………………………(1770-1840)

o      Energía de vapor y vías ferroviarias …………(1830-1890)

o      Electricidad e ingeniería pesada………………. (1880-1940)

o      Producción en masa o serie ………………………(1930-1990)

o      Información y comunicación……………………..(1980-2000)

La sociedad se encuentra inmersa en un proceso de cambio global en continuidad en que las viejas estructuras han sido transformadas y en el que la información ha adquirido una importancia vital para todos los aspectos de la sociedad, incluido el económico. La revolución de la información supone un reflejo de los cambios que alteraron la sociedad durante la revolución industrial del siglo XVIII, pero con la salvedad de que esta se ha producido en mucho menos tiempo, por el efecto catalizador  sobre los conocimientos de la propia comunicación. Existen entre ambas revoluciones paralelismos sobre la forma en la que se han modificado la forma de trabajar, el modo de vivir y como nos relacionamos con la realidad.

Se ha producido en un periodo de tiempo muy corto un aumento espectacular de la densidad de comunicación registrada en la tierra. La impresión es que hay realmente mucha comunicación danzando frenéticamente sobre la Tierra. La verdad es que la densidad de la información que se intercambia es extremadamente alta en este planeta.

Ese manto de comunicación de altísima densidad que cubre el planeta no es una realidad física. Es cierto que usa soportes físicos pero esa no es su naturaleza. La comunicación se propaga, las más de las veces, a través de soportes físicos: un neurotransmisor, un nervio, un flujo de fotones, una vibración electromagnética, un cable. Pero eso no es la comunicación. La superficie de un disco duro está magnetizada, pero ese efecto físico no es, en sí mismo, una porción de información, como tampoco lo es la tinta que se esparce sobre un papel, ni los electrones que se estrellan sobre la pantalla de un monitor. La comunicación es un fenómeno que se produce en otro plano distinto de estos efectos físicos. Es de naturaleza no material y pertenece al dominio de la realidad intangible.

A principios del siglo XXI nos encontraríamos en el trance de dejar atrás la fórmula de las sociedades post-industriales y de empezar a construir las sociedades de transformación.

Es difícil sospesar cuanto tiempo será necesario para construir ese tipo de sociedades y cual será su duración.

Las consideraciones realizadas sobre los rasgos más específicos de la condición humana constituyen un pequeño inventario de características de la auto-organización, cuando alcanza una fase relativamente avanzada. Todas esas características se han ido acentuando a lo largo de la historia de la biosfera, de tal manera que son tendencias que arrancan desde hace centenares de millones de años. Durante todo ese tiempo no han perdido su resolución, ni se han torcido, sino que se han reafirmado, acentuado y acelerado. Este hecho es el que induce a considerar que van a continuar avanzando en la misma dirección, de la misma manera y con un empuje redoblado.

De esta forma y sobre esta suposición, las Características de las Sociedades de transformación y de las sociedades posteriores a la transformación tendrán todas estas características, y las tendrán en grado superlativo.

SOCIEDADES POSTERIORES EN EL SIGLO XXI

El florecimiento de la sociedad simbiótica

La construcción de la auto-organización no puede llevarse a cabo sin disponer de una cierta fuerza. Contra más avanzada es una forma de auto-organización, más fuerza se necesita para desencadenar su estadio ulterior.Para precisar la noción de fuerza, deberemos ver a la cuestión del rendimiento  de las distintas formas o tipos de interacción, teniendo en cuenta que hay cuatro formas básicas de interacción:

  • el parasitismo, en el que una parte arrebata algo a la otra, sin devolverle nada a cambio
  • la depredación, en la que una parte destruye o desorganiza a la otra, en provecho propio,
  • la necrosis en la que todas las partes involucradas se minan recíprocamente y salen de la interacción con un nivel de organización menor y finalmente,
  • la simbiosis, en la que todas las partes involucradas salen mejoradas de la interacción,

No va a haber acceso a las sociedades posteriores a la transformación sin la erradicación previa del parasitismo, la depredación y la necrosis. Así como los primeros organismos unicelulares con núcleo no hubieran sido posibles hace 1.800 millones de años sin un enriquecimiento previo de la atmósfera con oxígeno, tampoco podrán emerger las formas de auto-organización avanzadas en un ambiente simbiótico pobre. Un nivel mínimo de simbiosis es el oxígeno que se necesita para que florezcan las formas de auto-organización que son propias de las sociedades posteriores a la transformación. El despliegue de la auto-organización, en formas muy avanzadas, requiere mucha energía. Solo un grado suficientemente de explosión simbiótica puede aportar todo el empuje necesario…

Aspectos básicos del incremento de la Comunicación

  1. Incremento exponencial del número de comunicadores (evolución de la población humana)
  2. Incremento exponencial de las tecnologías para potenciar la comunicación
  3. Incremento exponencial de la aceleración del proceso
SALTO POBLACIÓN HUMANA   

X

 

 

  

TECNOLOGÍA PARA POTENCIAR LA COMUNICACIÓN   

=

CANTIDAD DE COMUNICACIÓN AÑOS TRANSCURRIDOS DESDE LA ETAPA ANTERIOR
10.000 a JC.Revolución

Agrícola

De 5 a 10millones   X Ninguna

 =

Extremadamente pequeña 3.000.000
4.000 a JC.Revolución

Urbana

De 30 A 40millones   X Primitiva  

=

Muy pequeña 6.000
1.750 d. JC.Revolución

Industrial

1.000millones

 

  X Incipiente  

=

Empieza a crecersubstancialmente 5.750
1.950 d. JC.Revolución

de la

Comunicación

6.000millones   X Muy potente  

=

Extremadamentegrande 200

 

Descarga INCREMENTO_COMUNICACIÓN

Ruptura ocasionada por la lentitud en la asimilación de las nuevas comunicaciones por parte de las personas que toman decisiones. Las sociedades en donde esta ruptura sea más profunda, tendrán dificultades graves para extraer todas las ventajas que proporciona la intensificación de la comunicación.

Usualmente, cuando se habla de ruptura digital, solemos referirnos a la posibilidad de que ciertos sectores de la sociedad queden excluidos de las posibilidades ofrecidas por las nuevas comunicaciones: los parados, los marginados, las amas de casa, las personas mayores, etc.

La transición de baja intensidad produce en 2010 una sociedad en la que todavía predominan las personas con poca experiencia en el manejo personal de las nuevas comunicaciones. Por el contrario, una transición más vigorosa produciría otro tipo de sociedad en la que el grupo de los productores y el de los usuarios avanzados sería substancialmente mayor.

Pero es posiblemente aún más grave el riesgo de que las clases dirigentes se introduzcan con lentitud en el mundo de las nuevas comunicaciones  En la transición lenta, hay una proporción alta de personas que toman decisiones que pertenecen todavía al grupo de los analfabetos digitales.

A partir de ahora, va a haber cada vez más cambios. La acumulación de cambios va a incidir sobre el equilibrio emocional y mental de la población. Sin embargo, el cambio intenso aparece también como la oportunidad para resolver muchos  problemas crónicos, que arrastramos desde hace tiempo

Descarga COMPOSICIÓN_SOCIEDAD

Composición de la sociedad en 2010 según el tipo de transición

  • Productores Personas directamente involucradas en la producción de bienes y servicios relacionados con el tratamiento de la información y de la comunicación
  • Usuarios avanzados Personas que sacan mucho partido de los ordenadores y de Internet, cada uno en el ámbito de su profesión o actividad. Estas personas han accedido a formas potentes y versátiles de gestión masiva de su información personal y de sus contactos.
  • Usuarios Básicos Personas que utilizan los servicios más usuales como navegación, búsquedas, compras, realización de reservas, uso de servicios de noticias y documentación, etc.)
  • Consumidores Personas que utilizan servicios de comunicación de uso masivo (teléfono móvil, TV a la carta, juegos y entretenimientos on-line, formas básicas de correo electrónico, fax, etc.)
  • Analfabetos digitales Personas que no han accedido al uso personal de ordenadores, ni tienen experiencia con Internet, sea por motivos económicos, culturales o por tener actitudes contrarias a la tecnología (tecnófobos, marginados, inactivos, etc.)

Tipos de usuarios de las nuevas comunicaciones

Composición de la sociedad en 2010, en términos de usuarios productivos y usuarios no productivos

Transición de alta intensidad                                 Transición de baja intensidad

30 %                     usuarios no productivos                  60%

 

70%                      usuarios productivos                       40%

Los inconvenientes de la transición lenta se hacen todavía más patentes si se toma en consideración la evolución del grupo de personas que toman decisiones en los distintos campos de actividad: economía, sanidad, enseñanza, administración pública, política, etc.

En la transición lenta, debemos esperar para 2010 una sociedad dirigida todavía por personas con escasa experiencia personal en el uso de las nuevas comunicaciones avanzadas. La mayor parte son fundamentalmente consumidores de comunicación.

Con un ritmo de transición más vivo la sociedad estaría dirigida por personas que tienen vivencias directas en las formas más avanzadas de uso. En 2010, esto tiene efectos muy positivos  sobre la manera en que esa sociedad  hace sus planes y sus proyectos.

Primero, porque la dirección está enriquecida por un nivel más alto de destreza en el uso de las nuevas comunicaciones. Pero, en segundo lugar, y eso es aún más importante, porque los planes y proyectos se conciben a partir de una mejor visión de las posibilidades que la nueva tecnología ofrecerá en 2010.

La fractura digital del lado de las personas que deciden, implica una limitación severa de las posibilidades de una sociedad en el año 2010 y más tarde. A todo ello hay que agregar la magnitud de fractura digital que existe por el lado de los parados, los marginados, las amas de casa, las personas mayores, etc. Una transición lenta produce un liderazgo pobre, pero también las bolsas de excluidos llegan a ser más grandes.

  • usuarios productivos Dirigentes que son usuarios productivos (Buena capacidad para idear y actuar haciendo un uso eficiente de las comunicaciones avanzadas)

Resto de usuarios productivos

No activos en la economía, que son usuarios eficientes

  • consumidores y analfabetos digitales Dirigentes que no son usuarios eficientes (Capacidad limitada para idear y actuar haciendo un uso eficiente de las comunicaciones avanzadas)

Resto de personas que no son usuarios eficientes

No activos en la economía, que no son usuarios eficientes

Los problemas que puede producir una transición lenta no son muy diferentes de los que tenemos ahora mismo. Se parecen porque la situación actual también es producto de una transformación lenta. La única diferencia reside en su magnitud.

El cambio que se avecina 

Ahora mismo estaríamos en los momentos iniciales del nacimiento de una civilización distinta, que llega cargada de incógnitas, promesas y amenazas. No todo el mundo va a asimilar  los cambios a la misma velocidad. Algunos saldrán disparados hacia delante, en tanto que otros pueden quedar muy rezagados.  La asimilación de los cambios depende del apego a la cultura recibida.  No se puede asimilar una cultura nueva cuando los lazos con la cultura anterior son demasiado rígidos.

Para atisbar el futuro inmediato y lejano, se revisan cuales son las principales características de la evolución de la Vida en la Tierra. Ese análisis pone de manifiesto que podríamos hallarnos en las inmediaciones de un suceso extremadamente singular que consiste en la   acumulación extrema de comunicación. De mantenerse  la aceleración exponencial del incremento de comunicación que se está produciendo, ese suceso podría acontecer tal vez antes de 50 años.

Las condiciones para un cambio cultural de primera magnitud se pueden materializar entre 2010 y 2025. Serán el resultado de la actual revolución de la comunicación. La magnitud de esos cambios es proporcional al incremento de la comunicación.  Un gran incremento de la comunicación producirá un gran cambio cultural. Como sea que la revolución de la comunicación se está desencadenando a gran velocidad, su impacto cultural debe producirse igualmente muy deprisa. Podemos esperar, por tanto, que la humanidad deberá absorber una gran cantidad de novedad en un período de tiempo muy corto. No todo el mundo será capaz de hacerlo.

La capacidad para asimilar novedad depende de ciertas característica individuales, pero, sobre todo, depende de i) la cultura en la que cada uno de halla inmerso y ii) el entorno socio-económico en el que cada cual se desenvuelve. El entorno económico y cultural puede favorecer los cambios, pero también puede entorpecerlos. Así que podemos evaluar las culturas según sea su capacidad para allanar el cambio y para facilitar la absorción de novedad. Teniendo en cuenta los cambios observados durante los últimos 25 años, podemos distinguir entre cuatro tipos distintos de cultura.

  • Tipo 1 Las poblaciones que habitan en estas áreas culturales conservan todavía las formas más antiguas de actividad económica: la caza, la vida nómada, etc. Sus formas de vida son prácticamente las mismas que hace 1000 años.
  • Tipo 2 Las culturas del tipo 2 permiten algunos cambios relevantes pero, en general, acontecen muy lentamente. Corresponden a las sociedades agrícolas claramente pre-industriales
  • Tipo 3 En esas cultural se registran algunos cambios importantes, pero ciertos elementos constitutivos centrales evolucionan todavía con gran parsimonia. Corresponden a las sociedades en vías de industrialización.
  • Tipo 4 Finalmente, las culturas del tipo 4 son las que ha permitido los cambios más rápidos registrados en los últimos 25 años. Corresponden a las sociedades industriales y post-industriales que se han transformado más deprisa.

Lo más importante, en este punto, es darse cuenta de cómo la diferencia de velocidad en la absorción de novedad ensancha las distancias culturales entre las distintas regiones. Y resulta igualmente importante subrayar que esas distancias producen tensiones. A partir de ahora, esas tensiones se irán intensificando cada día más, pudiendo llegar a  afrontar posibles choques de civilizaciones, entre 2005 y 2015

Perspectivas del cambio cultural

Las culturas de las sociedades más dinámicas (del tipo 4) aumentarán considerablemente su capacidad para encajar la novedad. Sin embargo, el incremento de la novedad se producirá a mayor velocidad que el incremento de la capacidad para asimilarla. Este desajuste puede producir i) una ruptura digital y ii) diferentes formas de congestión en la población.

Las culturas propias de las regiones en desarrollo (tipo 3) también van a evolucionar, pero más lentamente. Habrá ciertas personas que podrán hacer frente a la sobrecarga de novedad, pero el sistema social en su conjunto no podrá. En consecuencia, el foso entre el incremento de novedad y la capacidad de la población para afrontarlo se agrandará cada día más.

En el caso de las culturas más rígidas y menos dinámicas, (tipos 1 y 2), las perspectivas son peores. También aquí podrá haber personas aisladas que podrá hacer frente a la marea de novedad, pero el sistema social se alejará cada vez más de lo que sería conveniente.

En todos los tipos de cultura, la novedad se expande más deprisa que la capacidad para asimilarla.  La dificultad de la absorción de novedad se deriva, en última instancia, de las relaciones que cada cual mantiene con su propia cultura. Cuanto más rígidas son esas relaciones, menor resulta la capacidad para afrontar la novedad.

CONCLUSIONES

La primera conclusión es que existe el peligro de que se produzcan tensiones internacionales graves entre las distintas áreas culturales. Las tensiones que existen actualmente serían solo el preludio a pequeña escala de lo que se avecina para más tarde. Especialmente a causa de:

  • una presión migratoria insostenible sobre las regiones más avanzadas,
  • la proliferación de diversas formas de activismo y terrorismo internacional
  • algún tipo de conflicto de civilizaciones.

La segunda conclusión se relaciona con las tensiones domésticas dentro de cada ámbito cultural. En las regiones culturalmente más avanzadas va a haber ciudadanos a distinta velocidad y, dentro de unos años, pueden crecer grandes  bolsas de ciudadanos que necesiten protección. Esto puede resultar de:

  • distintas formas de fractura digital,
  • el rápido incremento de una inmigración a gran escala,
  • el envejecimiento de la población autóctona,
  • el crecimiento de grupos de ciudadanos orientados al pasado, resultante de la sobrecarga de novedad que sería muy mal tolerada entre cierto tipo de personas.

Las tensiones internas de las restantes áreas culturales (culturas de tipo 1, 2 y 3), serían las mismas aunque a otra escala y excepción hecha de la recepción masiva de migración. El ‘shock’ cultural en las regiones de tipo 3 con un crecimiento económico rápido, podría ser muy intenso. En las otras regiones más lentas, la distancia respecto de los más avanzados será abisal y, por ende, extremadamente conflictiva en el nuevo contexto globalizado.

El efecto combinado de las tensiones internacionales y las tensiones domésticas, que aparecen por todas partes, así como su asombrosa magnitud dibujan un escenario lleno de problemas graves, especialmente para el final de la década y más tarde.De forma directa o indirecta todos esos problemas se ven relacionados con las incapacidad de las culturas actuales para proporcionar a la gente pautas, recursos, estructuras cognitivas y motivaciones que permitan manejar mejor  la conflictividad que se avecina.

Frente a todo ello, la conclusión más importante es que necesitamos que todas las culturas empiecen a evolucionar deprisa hacia alguna dirección acertada. Lo que se necesita son culturas que estimulen el cambio y, al mismo tiempo, que ayuden a asimilarlo.

ESCENARIO DE MOVILIZACIÓN GENERAL

Los primeros síntomas de desajuste cultural se manifiestan ante la necesidad de asimilar dosis muy altas de novedad. No todos los pueblos van a asimilar la novedad con la misma facilidad. Entre 2002 y 2004 se inicia un debate sobre la incapacidad de las culturas actuales para asimilar el alud de novedad. Durante la segunda mitad de la década, se inicia un gran esfuerzo de transformación cultural en todo el planeta.

En este escenario, entre 2002 y 2004 se desencadena un debate a gran escala sobre el cambio cultural. Como consecuencia de este debate empieza a fraguar una movilización mundial en el que se involucran muchas personas y organizaciones, desde todos los ámbitos: la sociedad civil, las empresas y los gobiernos.

Entre 2005 y 2010, la incapacidad de las culturas para hacer frente a los problemas emergentes será ya tan obvia que a muchos les parecerá llegado el momento de pasar a la acción. Desde la perspectiva de 2010, se ve que no es posible obtener la cohabitación pacífica de los pueblos de la tierra mediante discursos pacifistas, planteamientos maniqueos que enfrentan a los «buenos» y los «malos», ni mediante iniciativas altruistas bien intencionadas. Todo eso puede ser útil para tratar los problemas más superficiales, pero no cala en los estratos más profundos de las culturas, que es de donde brota el origen último de los conflictos. De otro lado, se hace también evidente que el recurso a la violencia, como medio para controlar las tensiones, satisfacer necesidades y conjurar las amenazas no puede continuar usándose indefinidamente.

La evolución cultural en alguna dirección apropiada aparece como el único camino posible para mejorar las condiciones más profundas de la cohabitación constructiva y pacífica entre los pueblos. De esta forma se inicia un estado de emergencia general gracias al cual se ponen en marcha grandes proyectos de transformación cultural en todo el mundo.

Como consecuencia de próximo gran salto de comunicación, la densidad de comunicación en la Tierra alcanza una masa crítica. Este punto podría alcanzarse entre 2040 y 2100. Llegados a ese punto, y  a partir de ese momento, la Vida en la Tierra inicia una etapa radicalmente nueva.

Podemos comprobar la intensificación del cambio experimentado en los últimos años de la era de la comunicación y del conocimiento en el cuadro que seguidamente se representa.

La intensificación del cambio

Antes 1950-1990  El cambio era una  excepción entre dos etapas de estabilidad.                 La mayor parte de la población sufre los efectos del cambio sin poder hacer gran cosa para reducir el impacto negativo que el cambio produce en sus vidas.

  • Ahora 2000-2005 El cambio ya es constante, pero todavía cuesta darse cuenta. Todavía hay muchas personas que no han desarrollado habilidades efectivas para afrontar el cambio permanente. El stress que se experimenta se achaca a los «rigores» de la vida moderna, pero raramente se atribuye a la sobrecarga de cambio.
  • Después 2007-2015 El cambio alcanza una intensidad sin precedente y la mayor parte de la población ya es plenamente consciente de ello.  Ya hay muchas personas que invierten atención, tiempo y dinero para desarrollar habilidades y adquirir conocimiento que permitan afrontar cambios permanentes cada vez

Los tipos de cambio

  • cambios de crecimiento Los cambios de crecimiento producen lo mismo que existía antes pero a más gran escala El esfuerzo de asimilación es relativamente pequeño. No se requieren modificaciones importantes de la propia identidad
  • cambios de transición Los cambios de transición producen una situación nueva cuya estructura está construida sobre los mismos conceptos de la situación anterior La asimilación requiere un esfuerzo considerable. Se requieren modificaciones relativamente importantes en la manera de ser y la forma de actuar
  • cambios de transformación Los cambios de transformación producen también una nueva estructura pero esa estructura se basa en conceptos distintos. La asimilación más difícil y requiere mucho esfuerzo. Se requieren cambios muy    importantes de la identidad

Descarga INTENSIFICACIÓN_TIPOS-CAMBIO (2 hojas)


Warning: Use of undefined constant rand - assumed 'rand' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/21/d432858506/htdocs/wp-content/themes/greenchilli/single.php on line 47

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.